19
jun
09

Nuestros Árboles. Parte 1: la observación deductiva

Hace poco, acampando en la isla, Ubal me preguntó cómo conocíamos los árboles del Alto Delta. Yo le dije que mirando y preguntando. Acá va una imagen puramente deductiva y vulgar de los árbolitos que uno ve cuando va al río.

Alisos

Tessaria integrifolia

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Ceibos

Erythrina crista galli

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Curupíes

Sapium haematospermum

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Espinillos

Acacia Caven

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Laurel de río

Nectandra falcifolia

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Sauces colorados o criollos

Salix humboldtiana

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Sangres de Drago

Croton lechleri

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Pacarás (timbó de orejas)

Enterolobium contortisiliquum

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Timbós de chauchas.

Cathormión polyanthum
ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Toratays

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

ARBOLES DEL ALTO DELTA (2)

Incluí el Toratay (que debe ser un arbusto grande) en esta descripción.

About these ads

23 Responses to “Nuestros Árboles. Parte 1: la observación deductiva”


  1. 1 pepesuarez
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Maxi: Yo tengo un trabajo de hace años sin terminar con las especies arbóreas de nuestro Pre Delta, pero me falta bastante para completarlo. Te puedo compartir algunos nombres científicos y algunas ideas. La clasificación de especies es un trabajo complicado, pero se puede simplificar un poco. Está bueno sacarle fotos de cerca de las hojas, ya que a veces los árboles son muy jóvenes y cuesta diferenciarlos. En otras ocasiones los frutos son una manera inequívoca de diferenciarlos, como el Timbó Blanco (Cathormión polyanthum) y el Timbó Colorado (Enterolobium contortisiliquum). Los nombres científicos los saqué de un libro, no de memoria. Estos Timbó también difieren en el tipo de copa. El blanco es irregular y el colorado no… de lo que te leí parecería como que es la misma especie con diferente nombre en Santa Fe o Entre Ríos, y no es así. La cosa pasa por describir las “claves” para su diferenciación, así quien no tiene experiencia, o le cuesta mucho diferenciar (como en mi caso), tiene una herramienta para hacerlo. Algo como tu descripción del Laurel como el “coposo de hojas brillantes”. Después te la sigo. Un abrazo. Pepe.

  2. junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Gracias por el aporte, Pepe. Por eso a esta primera parte le puse Observación Deductiva… después haremos la inductiva (de los particular a lo general).

    Al timbó de chaucha larga (Cathormión polyanthum), los entrerrianos le llaman blanco por el color que toma el tronco al llenarse de líquenes. En Santa Fe le dicen colorado porque sus hojitas, al nacer, son primero rojas y el árbol entero se vuelve de matices rojizos.

    Al pacará de orejas (Enterolobium contortisiliquum), en Santa Fe, se le suele decir blanco por el color claro de su corteza, pero la gente se está acostumbrando a llamarlo colorado (no sé por qué) o pacará, tal vez por la autoridad al nombrar que tienen los guardaparques o biólogos. Pero ni idea por qué le dirán «colorado».

    Gracias por los nombres científicos. Ahora se los agrego a la publiciación.

  3. 3 David Linaro
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Difunda maestro! Desasne al bruto kayakero con un cacho de ciencia. Ansí, capáz que conociendo empezamos a querer más y a defender lo que es de todos.

  4. 4 pepesuarez
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Maxi: Antes que nada te aclaro que lo mío es solo haber conseguido algunos libros y nada más. Según “El Libro del Árbol”, de Celulosa Argentina, año 1975, el nombre vulgar más distintivo del Enterolobium contortisiliquum es el de Pacará. Martín de la Peña lo nombra como simplemente Timbó a secas. También lo encuentro en estos dos libros con el sinónimo técnico de Enterolobium timbouvacomo y con los nombres vulgares de “Timbó Colorado”, “Timbó Negro”, “Oreja de Negro” y “Timbó Cedro”. Del Catálogo de Nombres Comunes de las Plantas Argentinas encuentro estos nombres vulgares para el Enterolob…: Cambá-nambí, Oreja de Negro, Pacará, Pacará del Timbó, Tamboril, Timbó, Timbó Cedro, Timbó Colorado, Timbó Negro y Timbó-puitá. Me parece que lo mejor es acostumbrarse al nombre de Pacará. Un abrazo. Pepe.

  5. junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Pepe:

    Sí. Yo pienso que es lo mejor para no confundir, yo también me estoy curtiendo con decirle pacará o timbó orejero, como leí en una leyenda. Pero es difícil quitarse las palabras con las que uno se va acostumbrando.

    David:

    el único pacará que conozco en estado salvaje por esta zona está en los Meones. Hay algunos otros pero plantados (es muy fácil germinarlos y trasplantarlos), y los montes nativos de este timbó se ven recién al norte de la boya 480. Sería una pena perder el último de nuestra zona. En homenaje a ese árbol escribí un cuento que publiqué en el libro. Las fotos 1, 3 y 4 del pacará son de ese timbó que queda en los Meones. Al de la foto 2 lo vi en el Malo y el de la 5 es uno que está en las barrancas linderas al Parque Pre Delta. El más grande que yo haya registrado en Rosario estaba frente a la Florida Paga y lo sacó el dueño de Marketing Farm que tiene una casa gigante pintada de naranja… el feo pacará le arruinaba su vista de un millón de pesos.
    Una familia de apellido Scavuzo (no sé cómo se escribe) quitó otro muy grande en Pellegrini y Magallanes (no recuerdo bien la dirección exacta pero era unas cuadras al este de Provincias Unidas). Les costó varios años conseguir el permiso municipal para sacarlo. Uno se emociona con plantarlos por lo bello y lento que crecen, pero después ya es tarde y te destruyen las cañerías, cimientos y veredas, al tiempo que largan una llovizna pegajosa que es muy incómoda.

  6. 6 Roby Gómez
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Hola gente. Yo estoy siempre en lancha por la zona del Charigué y en el rancho los Timbós hay de las dos especies y ellos le llaman como dice Santiago: rojo al que se ve por todos lados por el color que tiene despues del invierno y blanco al de las orejas por lo blanco de su corteza. No se cual será el nombre real pero son arboles hermosos.
    Gracias David, Santiago y Pepe por hacer este blog tan bueno e interesante para culturizar a los rosarinos. Deberia ser declarado por lo menos de interes municipal
    los felicito a los tres y tambien a Renata y al morocho de pelo largo.

  7. 7 David Linaro
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Roby, soy david y te aclaro que el blog es una creación de Santiago, yo me limito a hacer algunos comentarios o tirar algunas ideas; sería bueno que mucha gente se enganche a colaborar
    y difundirlo, porque muchos fanas del río ya se apropiaron de este espacio. A mí particularmente me gusta pasear por las islas a través del blog, reconocer lugares o disfrutar de las distintas miradas y opiniones.

  8. 8 pepesuarez
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Maxi: No quiero asegurarlo, pero me parece que hay muchos Pacará en nuestra zona. Se que la abundancia de ganado atenta contra la diversidad porque este se come los brotes de todos los árboles, a excepción de Alisos y Sauces, y por ello hay pocos. Se van muriendo y no hay reposición. Pero yendo remando a Victoria se ven muchos. Pero, aunque puedo estarle errando fiero y confundirlos con otros, recuerdo unos grandes, en la margen derecha a una curva antes de llegar al Corte Careaga y al Rancho Sugasti. Siempre tomo nota mental de donde están las figuritas difíciles porque aunque parezca fácil, fotografiar un árbol es medio complicado. El “modelo a retratar” debe estar sano, con un aspecto común (no deformado) y por sobre todo solitario. Esto último es difícil de encontrar. A eso hay que sumarle que se pueda encontrar un punto desde donde se vea bien y esperar la hora del día en que la luz solar este a nuestra espalda. ¡Me hiciste entusiasmar con esto!. Sin importarme la conclusión de mi proyecto (para una simple recopilación de nudos tarde más de tres meses en publicarla), la sola tarea de ir a “cazar” árboles me resulta muy entretenida y una buena excusa para remar en kayak por nuestro querido Pre Delta del Paraná. También tengo pendiente una “Guía de peces”, donde la tarea consiste en acercarse a los pescadores y que te presten las piezas obtenidas para fotografiarlas. De eso también tengo algo hecho. Las aves ya están excelentemente catalogadas en el libro de Narosky y a los animales los dejé para lo último, pero también tengo algunas cosas hechas. Tengo algunas fotos para compartirte, pero son sacadas con mi cámara, que es muy modesta. Te paso algunas por mail.
    Un abrazo. Pepe Suárez de Rosario

  9. 9 Pablo.
    junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Felicitaciones!! Como siempre excelentes fotos! veo que no soy el único loco que le saca fotos a los árboles…, esperemos que el tiempo acompañe mañana y pueda zarpar para recorrer algunos riachos.

    PD: La semana pasada frente a la entrada de los meones (isla la Rosita) caminando por unos senderos pude ver un arbusto con espinas que tiene unos frutos amarillos del tamaño de uvas grandes, tenes idea de que se trata?
    Si te interesa te paso las fotos por mail.
    Slds,
    Pablo C.

  10. junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Hola, Pablo. Sé de qué planta se trata, pero no sé el nombre. Cuando hace calor tiene enormes hojas con espinas… Nosotros siempre hacemos el chiste de que con esa no te limpies con ella después de ir al baño. Jejeje.

    Pepe: la verdad es que ése es el único que conozco salvaje (en realidad en las costas hay muchos, igual que en las banquinas de los peajes de la autopista a Santa Fe y en Remanso Valerio hay montones también). No recuerdo haber visto en el Careaga, pero no lo aseguro. Fui muy pocas veces para aquellos lados. Está bueno tu proyecto. Sobre peces, te cuento que Liliana, del Parque Pre Delta, ya clasificó más de 140 y los puso todos en una lámina. Estaría bueno conseguirla. Un abrazo.
    Roby: muchas gracias por tu comentario. Mi hno tenía un amigo en ese rancho que mencionás.

  11. junio 19, 2009 en 00:49 p06

    Hola!
    Primero diré que me siento sapo de otro pozo entre tantos conocedores del río!
    Y luego que, como siempre, sus fotos y sus trabajos son maravillosos.
    Y estos árboles! Cuánto respeto les debemos!

    Besos!

  12. 12 Celebes
    junio 20, 2009 en 00:49 p06

    Cuando los miramos, cuando los identificamos por su nombre, cuando los fotografiamos, … dejan de ser sólo una parte del ecosistema para ser, además, parte de nosotros mismos.

  13. 13 Omar "Ubaldini"
    junio 23, 2009 en 00:49 p06

    Que grande Maxi! Un hermoso regalo de nuestra querida Flora del pre delta ¡Va tomando forma lo de los árboles! Ahora como decían por ahí se vienen las fotos cercanas del follaje y los frutos y flores; me alegra que se haya enganchado Pepe Suarez, David y Roby. Y si, como dicen es tan sencillo plantarlos, bueno convoquemos a todos los Kayakistas, lancheros y demás a reforestar las islas! Un abrazo! Nos vemos!

  14. junio 24, 2009 en 00:49 p06

    Omar:

    El viernes afinate el garguero que vamos para Baigorria.

  15. julio 6, 2009 en 00:49 p07

    Graaacias Santiago!!!
    Cómo disfruto este lugar, y cuánto se aprende acá.
    Ahora me voy a la escuela…y a la vuelta vuelvo a recrearme los ojos y el alma.
    Te tomo la promesa del Mburucuyá…parece que ahora está difícil, pero ya vendrá la época de las flores.

    Un beso enorme

  16. julio 6, 2009 en 00:49 p07

    Ya volverán las flores… Y las clases. Un abrazo.

  17. 17 pepesuarez
    agosto 30, 2009 en 00:49 p08

    Maxi:¡Encontré un bonito Pacará!. Es cerca, antes de pasar por debajo del puente de la Conexión Vial a Victoria. Está en la costa Este, a unos 50 mts de la orilla. Está sano y parece un árbol joven. Le saqué varias fotos, destacando su “chaucha” en forma de oreja y esa especie de “estomas” que tiene en su corteza, y que lo diferencia claramente del Timbó Blanco (esto último me lo enseñaron los Guarda Parques del PN Pre Delta hace poco más de un mes, y es una forma práctica de reconocerlo). Un abrazo. Pepe Suárez de Rosario.

    PD: De a poco voy juntando fotos y datos de los árboles que detecto en nuestra zona.

  18. 18 pepesuarez
    agosto 30, 2009 en 00:49 p08

    ¡Qué salame!. Me olvidé decir que remando por el Paranacito…

  19. agosto 31, 2009 en 00:49 p08

    Qué buen dato, Pepe. La naturaleza sigue dándoles vida a sus criaturas enraizadas. Yo tengo muchas semillas de Pacará en casa. ¿Será bueno tirarlas a la isla o habría que dejar que todo se mueva en forma natural?

  20. 20 pepesuarez
    agosto 31, 2009 en 00:49 p08

    Maxi: ¿y si promovemos la forestación de nuestra zona con especies autóctonas?… porque si no fuera por las vacas que se comen los retoños, habría mucha más variedad y no solo Alisos, Sauces y Chilcas. Pienso que los kayakistas no somos tantos como para generar un desequilibrio en una zona tan desequilibrada por la ganadería. No se si será posible, pero podríamos hacer una prueba con las semillas de este Pacará, que están tiradas en el suelo a su alrededor, y ver de plantarlas en las nuevas formaciones que se están dando al Este de la Isla de los Mástiles. Allí no hay vacas… todavía. Habría que preguntar la manera de hacerlo. La alta densidad de Alisos seguramente será un problema, pero ¿Qué se pierde con intentarlo?. Un abrazo. Pepe.

  21. agosto 31, 2009 en 00:49 p08

    Listo. Yo tengo semillas de pacará y espinillo. CAda vez que vaya a la isla voy tirar en las zonas menos pisadas por vacas (donde haya enredaderas, árboles caídos que las puedan aguantar abajo). no sé si dará resultado, pero al no ya lo tenemos. Yo consigo muchas orejas por mi barrio. Voy a seguir juntando para llevar al río. Sé que los montes de espinillos recién nacidos no son transitados por las vacas, y que forman como un manto de yuyos con micro espinas. Si sobreviven a una quemada pueden hacerse grandes como es el gran monte de espinillos de la isla del mismo nombre, al sur del Saco.

    Un abrazo.

  22. 22 carquejo
    mayo 30, 2010 en 00:49 p05

    Che, muy linda tu página.
    Tenes idea del nombre científico del Toratay?
    es parecido a un cina cina, creo que nunca lo ví por mi zona.

    gracias

  23. mayo 31, 2010 en 00:49 p05

    No sé cuál es su nombre cient, porque este arbolito no figura ni siquiera en los libros que he tenido en mis manos. El que me preguntaste en Panoramio es un Timbó Blanco.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Art. 41. de la Constitución Argentina.

Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales. Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos.
TAPA DEL LIBRO SANTIAGODELRIO Todos éstos están ahora atrapados en nuestro remanso costero:

Índice de la página

¡¡¡Seguimos adelante!!!

  • 555,094 veces apretaron el botón del ratón para aparecer acá

Que nuestros humedales no sean transformados en una pampa ganadera.

Quema de pastizales

Las publicaciones están en las fechas en rojo.

junio 2009
L M X J V S D
« may   jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Máxima del libertador

«Humanizar el carácter y hacerlo sensible, aun con los insectos que nos perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: —Anda, pobre animal: el mundo es demasiado grande para nosotros dos.»

José de San Martín.

FaceBook-Logo

EN FACEBOOK:

SANTIAGO GUARÚ DEL RÍO

LLAMADO A LA DEFENSA DE LA VIDA Paremos la matanza de animales autóctonos en nuestros humedales. Cambiá tu arma de fuego por un cámara de fotos, y ayudá a tu río a que ellos sigan con vida. Sin armas de fuego: Vuelve el Ciervo de los Pantanos a llenar de belleza al río. El Yacaré nos ayuda a controlar la población de palometas. El Lobito de Río otra vez se acerca a nadar junto a nuestras embarcaciones. El Carpincho deja de ser un animal de hábitos nocturnos, recupera su población mermada y vuelve a visitar nuestros campamentos a la luz del día. Sin armas de fuego paramos el depósito contaminante de plomo en aguas quietas. Sin armas de fuego dejamos un ambiente rico en biodiversidad de fauna autóctona a nuestros hijos. ¿Qué río querés vos? ¿El de un paisaje depredado o el de un ambiente rico en fauna? Ayudá a tu río. Recuperarlo es posible. Paremos la matanza de animales autóctonos.

RSS El Blog del Río Paraná

RSS Fotos silenciosas

  • Tierra de gigantes junio 5, 2014
    Originalmente publicado en NATURALEZA EN CASA:Hay quien no puede ver porque su preocupación está en generar dinero. Hay quien no puede ver porque su preocupación está en mantener nutridos a sus miedos. Hay quien no puede ver porque ha hallado su pequeña cuota de seguridad apegándose a los pequeños espacios ganados con esfuerzo. Hay…
    Maximiliano Leo
  • PUERTO LAS CUEVAS marzo 25, 2014
    Originalmente publicado en NATURALEZA EN CASA:En un discreto borde del gigantesco valle de inundación del Paraná, como una posta poblada en la delgada línea del agonizante bosque de barrancas, aparece la comunidad costera de Puerto Las Cuevas, allá en el este de nuestra gran comarca del agua. Desde allí partieron nuestros tres nobles navíos,…
    Maximiliano Leo
  • NDORÍ marzo 16, 2014
    Recorriendo en kayak las islas del alto delta del Paraná, entre las localidades de Rosario, Puerto Gaboto y Diamante. http://proyectovertientes.wordpress.com/ http://ciclistaviajero.com/ https://rioparana.wordpress.com/ http://puertogaboto.wordpress.com/Archivado en: Río Paraná, viaje, video Tagged: NDORÍ, purto gaboto
    Maximiliano Leo
  • Final del verano recorriendo las islas marzo 13, 2014
    Originalmente publicado en NATURALEZA EN CASA:Los humedales de la isla son el aire que respiramos, la fuente de trabajo de los costeros, la musa del artista, la arena y la arcilla de nuestra casa. Cada laguna, cada camalote, cada albardón es necesario. APRETÁ EL BOTÓN IZQUIERDO DEL RATÓN SOBRE LAS FOTOS PARA VERLAS DE…
    Maximiliano Leo
  • El Blog del Río Paraná en 2013 enero 16, 2014
    Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog. Aquí hay un extracto: El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 290.000 veces en 2013. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de […]
    Maximiliano Leo
  • Imagen: EL MEJOR PARENTESCO. diciembre 25, 2013
    la confianza es el mejor parentesco
    Maximiliano Leo
  • ALGARROBALES DEL SUR SANTAFESINO diciembre 18, 2013
    Este bosque hermoso que atrae musas de poesía y música, sirve de refugio para aves que llegan desde el norte selvático a nidificar a nuestra tierra, da madera, da miel, da medicina natural en abundancia, da harina dulce, da tinturas oscuras para telas, da frutos, retiene al agua de las lluvias, guarda predadores que controlan las poblaciones de roedores pequ […]
    Maximiliano Leo

Comunicate con el autor

nuestrorioparana@argentina.com

Decálogo de la Naturaleza

1 No tendrás otros dioses delante de la Gran Madre Naturaleza. Amarás con todas tus fuerzas a la Creación que te ha dado vida.

2 No te harás imágenes artificiales de las cosas que están en la tierra, o debajo de las aguas o arriba en los cielos. Dejarás los árboles donde están los árboles, las aves donde están las aves y las nieves donde están las nieves. No levantarás un bosque donde hay desierto o harás un desierto del lugar donde está el bosque.

3 No tomarás el nombre de la Gran Madre en vano. No repetirás frases como «Todo bicho que camina va a parar al asador» o como «Todo árbol es madera pero pino no es caoba».

4 Acuérdate de tus tiempos libres, para visitar los espacios naturales de la Gran Madre. Seis días trabajarás, pero uno tendrás para acariciar la creación que cada día te da el pan y el oxígeno para que tú y los tuyos puedan vivir.

5 Honrarás a la Gran Madre, para que tus días y los de tus hijos se alarguen en la tierra que te es nido. 6 No matarás a ningún animal salvaje, sino es para alimentarte cuando no tengas otra posibilidad o cuando el que lo haya matado gane, por esa vida muerta, el pan para sus hijos.

7 No cortarás el árbol ni mandarás a cortarlo, si primero no has plantado sus semillas en un lugar seguro, poniendo tu vida como precio por la descendencia de ese ser longevo de esta tierra. No tendrás mueble de madera lenta ni papel que no uses de las dos carillas.

8 No le robarás su pan a las personas que sobreviven por las criaturas de la Gran Madre: ni al pescador, ni al horticultor, ni al cazador, ni al tambero le robarás la dignidad de vivir como vive.

9 No mentirás diciendo que eres lo que no, y serás consecuente si vas a estar de este lado de la lucha.

10 No desearás el árbol, el pastizal, el agua, los animales, las nieves, el oro, los bosques ni el suelo del que ha ocupado la tierra antes que ti y que la ha mantenido sustentable por cientos de años.

http://rioparana.wordpress.com/

Cuando era chico me gustaba cazar a mí también, hasta que traté que una perdiz levantara vuelo para tirarle y, como no subía a pesar de mis pisotones al suelo, al acercarme me di cuenta que tenía cría abajo ... nunca más le tiré con algo a un ser vivo.»

Capitán Martín Burbuja.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: